Pautas alimentaria para intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa. Cuidado con tus hijos

Muchas madres están dando leches sin lactosa a sus hijos sin síntomas, porque es más dulce y sienta mejor, y esto es un gran error, ya que pueden estar condenando a sus hijos a tener intolerancia a la lactosa en el futuro.

Profundicemos en el tema:

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un azúcar (disacárido) formado por la unión de una glucosa y una galactosa.

¿Dónde está presente este azúcar?

La lactosa la encontramos en:

  • La leche materna.
  • La leche de vaca y otros mamíferos.
  • Los derivados lácteos como los yogures y los quesos
  • Cualquier producto procesado en el que se utilice leche o sus derivados tipo salsas, bechamel, etc.

La leche es el alimento que más cantidad de lactosa tiene, seguido de los yogures y *quesos.

*Cuanto más curado sea un queso menos cantidad de lactosa tendrá.

¿En qué consiste la intolerancia a la lactosa?

Para asimilar la lactosa necesitas una enzima (como unas tijeras) llamada lactasa, que rompa el enlace que forma la glucosa y la galactosa. Estos azúcares simples son absorbidos en el intestino delgado y utilizados por el organismo.

Si tu cuerpo no presenta esta enzima o está presente pero en cantidades insuficientes, las moléculas de lactosa pasan enteras al intestino grueso, donde son fermentadas por las bacterias que viven en el colon y esto es lo que provoca los temidos síntomas.

¿Qué síntomas produce esta intolerancia?

Dependiendo de la cantidad de lactosa que ingieras al mismo tiempo y de la cantidad de lactasa que tengas en el cuerpo, podrás desarrollar:

  • Flatulencias
  • Hinchazón
  • Calambres
  • Diarreas
  • Náuseas
  • Pérdida de peso (en los niños).

¿A cuántas personas afecta esta patología?

La intolerancia a la lactosa afecta al 30-50 % de la población española.

Con la edad vamos perdiendo lactasa, de ahí que haya más personas adultas intolerantes que niños.

Pautas dietéticas para la intolerancia a la glucosa

Las recomendaciones dietéticas para esta patología es limitar o evitar el consumo de lactosa asegurando un adecuado aporte de energía, proteínas y calcio.

Puedes tomar:

  • Carne, pescado, huevos.
  • Pan, pasta, arroz, legumbres, frutos secos, cuscús, quinoa, patatas.
  • Verduras y hortalizas.
  • Y cualquier alimento que no lleve lactosa.

Veamos lo que no puedes comer:

1. Lo primero que deberías hacer es saber cuál es tu grado de tolerancia.

  • La mayoría de las personas pueden tolerar cierta cantidad de lactosa sin que les produzca síntomas, descubre cuál es la tuya.

Empieza consumiendo 1/4 de vaso de leche (50 ml), si esto no te produce síntomas aumenta la cantidad, haz lo mismo para los yogures y los distintos tipos de quesos, cuando aparezcan los síntomas sabrás hasta qué cantidad eres capaz de tolerar.

2. Trata de tomar los alimentos con lactosa acompañados de otros alimentos, así tu tolerancia será mayor. Al mezclar la lactosa con otros alimentos aumentas el tiempo que tiene la lactasa para actuar y dividir la molécula.

3. Distribuye la cantidad de lactosa que eres capaz de tolerar, en varias tomas a lo largo del día, así tendrás menos síntomas.

4. Si tu tolerancia es muy baja:

  • Toma alimentos sin lactosa ricos en calcio y vitamina D.

5. Si no tomas alimentos lácteos y quieres asegurarte un aporte adecuado de calcio, deberás incluir estos alimentos en tu dieta:

  • Almendras y pistachos.
  • Legumbres.
  • Atún, sardinas, anchoas, berberechos o salmón en lata.
  • Brócoli.
  • Espinacas, acelgas y otras verduras de hoja verde oscuro.
  • Bebida de soja enriquecida con calcio.
  • Gambas, cigalas o langostinos.

¿Cómo puedo saber si un producto procesado lleva lactosa?

Un alimento lleva lactosa si te encuentras en el etiquetado alguna de estas palabras:

  • Crema.
  • Cuajada.
  • Lactosa.
  • Leche, leche malteada o leche en polvo sin grasa.
  • Sabor a queso.
  • Sólido de leche o sólidos lácteos sin grasa.
  • Suero o suero de leche.

¿Es más sano tomar leches sin lactosa?

No, si una persona tiene unos niveles adecuados de lactasa y deja de tomar productos con lactosa, al cabo de los años se volverá intolerante a este azúcar, ya que si no hacemos trabajar a la lactasa, el cuerpo entiende que su existencia no es necesaria y deja de producirla.

Espero que estos consejos te hayan sido útiles.

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *