Consejos para que los niños tomen fruta

Si tu hijo pequeño no come fruta, no pierdas más tiempo y empieza a inculcarle hábitos de vida saludables.

Incorporar estos hábitos en el día a día a los más pequeños de la casa no es cosa fácil, se necesita perseverancia por parte de los padres, y que no arrojen la toalla, cuando los niños digan que no quieren tomar frutas o verduras.

Si enseñas a tu hijo a comer frutas y verduras en cada comida, en unas cantidades adecuadas, le estarás ayudando a prevenir muchas enfermedades en su etapa adulta.

Nadie nace enseñado y el paladar se debe educar cuanto antes mejor.

 

¿Qué podemos hacer para que los niños tomen fruta?

1º Tienes que darle ejemplo

Si quieres que tu hijo coma fruta tienes que comerla tú también (y lo mismo con la verdura). Muchas veces se nos olvida el hecho de que los niños son máquinas de imitar, reproducen lo que ven, si tú lees, él leerá, si tú haces deporte, él lo practicará y lo mismo sucede con la comida.

No es necesario ni beneficioso que le obligues a comer algo que no quiere, simplemente ofréceselo tantas veces como sea necesario, es decir en cada comida y en cada cena, pero como algo natural, al final por curiosidad y al verte, decidirá probarlo.

 

2º Ofrécele la fruta en su punto óptimo de maduración

Muchos padres ofrecen frutas a sus hijos sin estar lo suficientemente madura, con ello lo único que consiguen es el rechazo a este tipo de alimento y que tarden más en aceptarlo.

Uno de los sabores que más les gusta a los niños es el sabor dulce, si ofreces la fruta madura, jugosa y llena de sabor tendrás más probabilidades de que al niño le guste, frente a los sabores ácidos que puede aportar una fruta verde.

 

3º Tenla siempre a la vista

Si tienes la fruta metida en último cajón de la nevera, no esperes despertar ninguna curiosidad en el niño por coger una pieza de fruta. Lo que no se ve no se desea.

Sin embargo, si la colocas a la vista del niño, encima de la mesa de la cocina, tienes muchas más probabilidades de que en algún momento le llame la atención y quiera probarla.

 

4º Ofrécesela pelada y cortada

En el desayuno, en la comida y/o en la cena debes presentar la fruta lista para tomar.

No esperes a que el niño termine de comer para ofrecerle la fruta, le estarás mandando el mensaje de que tiene opción a rechazarla, ofrécesela directamente como un plato más que debe de comer.

Si tu hijo es de los que no comen nada de fruta, dile que de todos los trocitos que le has cortado sólo tiene que tomarse 1 o 2. Tu objetivo es que pruebe muchas veces la fruta y de distintos tipos. Poco a poco irás educando su paladar, pero recuerda, debe estar en su punto óptimo de maduración.

 

5º Introdúcele la fruta a través del juego

Pela y corta varios tipos de frutas con distintos colores y luego:

  • Pídele que clasifique la fruta de más dulce a menos dulce.
  • Pregúntale cuál es la fruta que más le gusta.
  • Haz una macedonia y pídele que cierre los ojos y que te diga que frutas contiene.
  • Pídele que haga una cara de gato o que haga un paisaje con una palmera y una casa. En internet hay muchos recursos para hacer los platos de frutas más atractivos y divertidos.

 

El plátano es de las frutas que mejor aceptación tiene, empieza por ahí, aunque como ya sabes cada niño es un mundo, por eso debes ofrecerle un gran abanico de posibilidades y que él elija.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Vídeo en el que te explico cómo debe ser la alimentación de un niño de 1 a 3 años y unos consejos para que coma más fruta

Otras lecturas interesantes:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *