nueva ley del pan

¿Qué nos trae la nueva ley del pan?

La nueva ley del pan va a ayudar a que no nos den más gato por liebre, pero es mejorable.

La mayoría de los panes que estamos consumiendo proceden de harinas refinadas, es decir, harinas que se obtienen de quitar el germen y el salvado del grano del trigo. Con esta manera de elaborar el pan, se eliminan muchas de las propiedades nutritivas que tiene este alimento.

Los panes que proceden de harina integral o de grano completo son más nutritivas, saciantes y aportan más propiedades beneficiosas para la salud que las harinas refinadas o blancas, ya que se aprovecha prácticamente todo el grano.

¿Cómo podemos saber si estamos tomando pan verdaderamente integral o no?

Mirando el etiquetado nutricional o pidiéndoselo a tu panadero (por ley debería tenerla). 

El 1 de julio de 2019 salió la nueva normativa sobre el pan, un Real Decreto con el que tenemos más posibilidades de comprar un pan que sea lo que verdaderamente dice que es. Hasta ahora nos estaban dando gato por liebre.

Con la antigua legislación (aprobada hace 35 años) podíamos encontrar panes que decían que eran integrales, cuando realmente lo que estábamos consumiendo eran harinas refinadas con un poquito de salvado, ahora esto será más difícil de encontrar.

Para saber si un pan es 100% integral o qué porcentaje de harina integral lleva en su composición, no nos queda otra que mirar el etiquetado nutricional, concretamente deberíamos mirar la lista de ingredientes.

¿Qué nos trae la nueva ley del pan?
Pan integral
  • Para que el pan sea 100% pan integral deberá estar elaborado con harina 100% integral o de grano entero.
  • Si lleva un porcentaje distinto al 100%, tendrán que especificar el porcentaje y ponerlo en la etiqueta, pero entonces no sería integral sino un pan elaborado con X cantidad de harina integral. 
Pan multicereal
  • Para denominar un pan como multicereal deberá estar elaborado con al menos 3 tipos distintos de cereales y se indicará el porcentaje de cada uno de ellos.
Pan de masa madre
  • En la elaboración del pan de masa madre no se podrá utilizar más del 0.2 % de levadura industrial, de modo que se asegure una fermentación larga.
  • Hasta ahora se podían utilizar cantidades brutales de levaduras para reducir los tiempos y seguían llamándolos pan de masa madre, ahora eso estará controlado.
Pan artesano
  • Para que un pan se denomine pan artesano deberá estar elaborado de forma artesanal, donde el factor humano esté más presente que el factor mecánico.
Pan de leña
  • Solo se denominará pan de leña si el pan se hornea en un verdadero horno de leña, parece obvio, pero hasta ahora se podía cocer en un horno normal y seguir diciendo que era de leña.
¿Qué más cosas trae la nueva normativa?
Reducción de la cantidad de sal
  • La cantidad de sal que lleva el pan deberá ir disminuyendo poco a poco hasta que en 2022, todos los panes lleven como máximo 1.31 % de sal. 
Reducción del precio
  • El pan costará un poquito más barato, ya que se reduce el IVA del 10 % al 4%.
No se puede almacenar durante mucho tiempo
  • No puede pasar más de 24 horas entre que se elabora el pan y se venda.

 

Para ver el Real Decreto completo de la nueva ley del pan: pincha en este enlace

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *