Pautas dietéticas para pacientes sin vesícula recién operados

Pautas dietéticas para pacientes sin vesícula recién operados

Cuando ingerimos un alimento que contiene grasas, el organismo pone en marcha una serie de señales con el objetivo de expulsar bilis y metabolizar esas grasas.

El órgano encargado de almacenar esa bilis y expulsarla al duodeno es la vesícula biliar.

Cuando nos la extirpan, es el hígado el que realiza esta función, sin embargo ya no hay un depósito para almacenar esa bilis, el hígado la va expulsando poco a poco a medida que la produce.

Por este motivo, si comemos grandes cantidades de grasas, una vez operado, como la producción de bilis es menor, esto puede producirnos heces blandas o diarreas.

 

Pautas dietéticas tras la extirpación de la vesícula biliar:
» Durante las primeras 24 horas tras la operación
  • Debemos consumir líquidos sin grasas. Podemos tomar agua y manzanilla, en pequeños volúmenes.
  • Dependiendo del paciente se podrá introducir algún alimento en forma líquida como leche desnatada, un zumo de frutas (no cítricos), caldos de pollo desgrasados o de verduras.

 

» 48 h después de la operación
  • Si los líquidos los toleramos bien, comenzaremos con una dieta semilíquida biliar con bajo contenido en grasas. La introducción de alimentos se hará en función de la tolerancia de cada persona.
  • Podemos introducir: gelatinas,  lácteos desnatados (excepto el queso), manzanas al horno, papilla de frutas, puré de patatas y leche desnatada, puré de verduras con pollo desgrasado, puré de verduras con pescado blanco, etc.

 

» Al tercer día
  • Iniciaremos una dieta blanda biliar con raciones pequeñas.
  • Podemos tomar: lácteos desnatados, hervidos de carne magra y de pescados blancos, frutas hervidas, al horno o en almíbar, pan blando, etc.

 

» En los días posteriores
  • Continuaremos con la dieta blanda biliar e iremos incrementando la cantidad de comida que podemos tomar. Si la tolerancia es buena, seguiremos con cantidades moderadas durante 2-3 semanas.
  • La fuente principal de grasas en la dieta debería ser el aceite de oliva virgen.
  • Durante las 3 primeras semanas no se debe hacer deporte, mejor a partir del mes.

 

Durante este periodo de tiempo, sobre todo en los primeros días, se pueden producir una serie de síntomas como:

  • Dolor postoperatorio.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Deposiciones blandas o diarrea.
  • Gases, distensión abdominal, retortijones, etc.

 

» Un mes después de la operación
  • Deberíamos estar comiendo de forma normal.
  • A partir de este momento ya podemos cocinar a la plancha además de al vapor, al papillote, al horno, hervido. Deberemos evitar freír o rebozar los alimentos.
  • Las legumbres una vez cocinadas debemos pasarlas por un pasapurés para eliminar la piel. La cantidad deberá incrementarse poquito a poco.

 

Detalles a tener en cuenta
  • Tú eres el que marcas el ritmo sobre qué puedes comer y en qué cantidades según tu sintomatología.
  • Debemos incrementar las raciones muy lentamente.
  • Una ración abundante de comida puede originarnos molestias.
  • Comer alimentos muy grasos podrían producirnos dolor e incluso diarreas, ya que al no tener vesícula, la bilis no se almacena, y el hígado puede no segregar la cantidad suficiente.
  • Es importante averiguar cuál es nuestro grado de tolerancia, para evitar sufrir ciertos síntomas.

 

Alimentos recomendados:
  • Lácteos desnatados en pequeñas cantidades.
  • Infusiones (manzanillas, tés, etc.), sopas, papillas, purés.
  • Carnes magras sin grasa (pavo, pollo, conejo, etc.).
  • Pescados blancos (merluza, pescadilla, dorada, lenguado, etc.).
  • Frutas y verduras no flatulentas.
  • La clara del huevo.
  • Legumbres sin piel, se debe pasar por el chino para eliminar la parte que más flatulencias produce.
  • Arroz, pasta y pan de grano entero o integral.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Técnicas: cocidos, plancha, al horno, al vapor, al papillote.
Alimentos a evitar:
  • Chocolate.
  • Alcohol.
  • Lácteos enteros.
  • Cítricos.
  • Bebidas gaseosas.
  • Yema de huevo.
  • Frutos secos.
  • Carnes rojas y pescados grasos.
  • Embutidos.
  • Cafeína.
  • Alimentos flatulentos como la col, coliflor, lechuga, naranja, alimentos que antes de la operación ya te producían flatulencias.
  • Azúcares.
  • Salsas, pastillas para hacer caldos, especias, picantes, etc.
  • Técnicas a evitar: fritos o rebozados. Estofados y guisos emplear con moderación.
  • Evita el tabaco.

 

Sin vesícula recién operados es el momento de adquirir nuevos hábitos de vida saludables como:

  • Aprender a comer bien, de forma saludable y equilibrada.
  • Hacer ejercicio físico todos los días.
  • Evitar el estrés y la ansiedad.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

17 Comentarios

  1. Hola buenas tardes, tengo una inquietud es que dieta debe seguir una persona de 69 años a quien le diagnostican un tumor cancerígeno en el estomago, aun no ha empezado tratamiento
    Otra cosa a mi madre le operaron de la vesicula y resulta que la malla que le pusieron para tapar el espacio se corrió y ahora el intestino delgado esta otra vez en el espacio de la vesicula, que alimentación puede ayudarle a no tener tantas molestias hasta que la eps autorice su nueva cirugía

    Mil gracias

    • Buenos días Ivonne,
      Las personas con cáncer tienen sus requerimientos nutricionales aumentados a causa de la enfermedad, por lo que hay que prestarles una mayor atención. En general deben asegurarse un aporte adecuado de proteínas (carne, pescado, huevos, etc.), ácidos grasos insaturados por su efecto antiinflamatorio (como el omega-3), calcio, vitaminas (como la vitamina C, A y E) y minerales (como el zinc y el selenio). Las frutas y las verduras no deben faltar y se debe evitar el alcohol y el tabaco.
      Con respecto a tu madre, deberíais observar que alimentos le producen las molestias, que técnica de cocinado le sienta mejor, observar si reduciendo las cantidades y aumentando el número de tomas mejoran las molestias, reducir el consumo de grasas, si consume legumbres quizá le sienten mejor pasarlas por el pasapuré, etc.
      Sin conocer el historial de los pacientes es muy complicado recomendar unas pautas dietéticas adecuadas, éstas deben ser individualizadas para cada caso, desconozco las preferencias, costumbres y evolución de la enfermedad de las personas que refieres. Siento no poder ayudarte más, mi consejo es que estas personas deberían ponerse en manos de una nutricionista para cubrir bien todas sus necesidades.
      Un saludo y espero que tengan una rápida y buena evolución.

    • Hola Clau, las causas pueden ser varias estrés, comer rápido, que esté abusando de las grasas, etc. Si persiste la sintomatología que vaya a su médico.

  2. Gracias por la info tengo ocho dias que me operaron de la vesícula y no sabía que si y que no ahora ya sé, por las tardes tengo inflamación. Espero se me quite con el cambio de alimentos

  3. Me operaron de la vesicula. No sabia que la naranja que me gusta tanto como el cafe estaba prohibido. Tengo 4 meses de operada y aun tengo molestias

    • Hola Victoria, el café y la naranja no se recomiendan durante las primeras semanas tras la extirpación de la vesícula, pero después de 4 meses deberías de poder tolerarlos bien. ¿Has intentado introducirlos en tu alimentación? Con respecto a las molestias, es tu médico el que te debería aconsejar.
      Un saludo y espero que desaparezcan pronto esos síntomas.

  4. Gracias por el docume tal, acaban de operar a mi esposo, apenas lleva cuatro días. Fue una operación muy complicada porque la vesícula ya se encontraba en estado fétido. La operación duró cuatro horas y duró hospitalizado dos días. Ya está en casa pero su estado está delicado, le han dejado un aparato que le está frenando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *