Pautas dietéticas para personas con acné

Pautas dietéticas para personas con acné

El acné es una enfermedad en la que se inflama la piel, debido a la obstrucción del orificio por el que sale el pelo (por sobreproducción de sebo y/o queratina) y a las bacterias que habitan en la piel.

Puede aparecer en cualquier momento de la vida aunque suele ser más frecuente en la adolescencia y pueden presentarse de forma leve o muy grave.

 

Se pueden diferenciar varios tipos de acné (los más frecuentes):

Los que no dejan cicatriz, los famosos puntos blancos (poro obstruido pero la piel está intacta) y puntos negros (poro obstruido y oxidado debido a que la piel se ha roto).

Y los que pueden dejar marcas, como son los granos que se sobreinfectan al entrar en contacto con las bacterias de la piel y se manipulan al pellizcarlos.

 

¿Cuáles son las pautas dietéticas que debemos seguir si queremos mejorar esta enfermedad?

Lo primero que hay que dejar claro es que la dieta no produce acné, aunque sí puede mejorarla o empeorarla pero no suele ser la causa de que una persona tenga acné.

Si quieres disminuir la inflamación de la piel debes:

  • Aumentar el consumo de verduras, hortalizas y frutas.
  • Beber agua como principal fuente de hidratación.
  • Reducir el consumo de leche, pero no porque contenga grasas saturadas (como se suele creer), sino porque la leche contiene una sustancia que ayuda a sintetizar testosterona (dihidrotestosterona) y otras sustancias  pilosebáceas, que aumenta la producción de sebo (grasa que segrega la piel) y como consecuencia aumenta la probabilidad de entaponar el grano.
  • Si te gusta el chocolate evita tomar chocolate con leche, chocolate blanco y sustitúyelo por el chocolate con un alto porcentaje de cacao, es decir que lleve más de un 85 %, ya que no se ha observado ninguna asociación entre el consumo del cacao y el empeoramiento del acné.
  • Aumentar el consumo de pescado azul rico en omega-3.
  • Seguir una dieta baja en hidratos de carbono simples, es decir baja en bollería y zumos industriales, bebidas azucaradas, ya que se asocia con un empeoramiento del acné.
  • Aumentar el consumo de hidratos de carbono complejos como son las legumbres, pan integral, arroz integral, pasta integral, frutos secos, etc., esto ayuda a disminuir la inflamación.

 

Mi consejo es que antes de hacer un cambio radical en tu alimentación consultes con un nutricionista.

Aunque si tu cambio va a ser, tomar menos hidratos de carbono simples y más hidratos de carbonos complejos, más frutas, más verduras, más hortalizas y más legumbres, sustituir la carne roja por pescado azul y evitar los dulces, la bollería, las bebidas azucaradas y todo alimento que lleve chocolate que no sea puro, no es necesario que consultes a nadie.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *