¿Cómo puedo mejorar mi salud? Nuevos propósitos

¿Cómo puedo mejorar mi salud? Nuevos propósitos

Si no te gusta el estilo de vida que llevas o crees que puedes mejorarlo, no esperes a mañana para hacer algo, hoy puede ser un buen día para cambiarlo e incorporar nuevos hábitos que te ayuden a mejorar tu salud.

Si no sabes por dónde empezar, yo te ayudo.

Para poder cambiar nuestros hábitos y con ello mejorar la salud, es necesario saber en qué punto nos encontramos.

Contesta mentalmente a estas preguntas.

  • ¿Cuántas frutas y verduras tomas al día?
  • ¿Cuándo acabas de comer estas hinchado?
  • ¿Qué bebes durante la comida y la cena?
  • ¿Comes viendo la televisión, leyendo tus whatsapp o el periódico?
  • ¿Haces ejercicio físico o más bien eres de los que se quedan en el sofá?
  • ¿Cuántas horas duermes al día?
  • ¿Fumas?

Veamos si lo que has pensado se aproxima a lo que deberías de estar haciendo.

 

Si quieres mejorar tu salud, empieza realizando pequeños cambios en tu vida:

 

Incrementa tu consumo de frutas y verduras

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) deberíamos tomar entre frutas y verduras más de 400 gramos al día, para mejorar la salud en general y para reducir el riesgo de padecer determinadas enfermedades no transmisibles, pues bien, parece ser que si aumentamos esta cifra a 800 gramos, estos beneficiosos se incrementan.

  • Cuanto menos procesados estén estos alimentos mejor, más vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra tendrán.

¿Cuántas piezas son 800 gramos de frutas y verduras?

  • Si consideramos que una ración de fruta y verdura equivale a 150 gramos, 800 gramos equivaldría a más de 5 piezas entre frutas y verduras.

Ahora piensa, cuantas piezas tomas y cuantas te faltan para llegar a estas cantidades.

 

Come solo lo que necesitas

Si quieres mejorar tu salud no comas hasta que estés hinchado, con esto lo único que vas a lograr es coger peso, aunque sean alimentos saludables.

Para lograr este propósito sigue estas recomendaciones:

  • Deja de comer tan pronto sientas que ya no tienes hambre.
  • Mastica muy bien cada bocado, comer es un placer, qué prisa tienes, disfruta este momento.
  • Empieza por las verduras, sigue por los alimentos menos calóricos y finaliza con los más calóricos.
  • No piques de la bandeja del centro, sírvete tu plato de verduras y tu plato de comida de forma individual, de este modo serás consciente de lo que comes.

Este propósito te ayudará a sentirte mejor, a estar más ágil, a hacer mejor las digestiones, en definitiva tendrás mejor salud.

A medida que vayas reduciendo tus raciones, te sentirás más satisfecho con menos alimentos.

 

Bebe agua durante las comidas y las cenas

Si a la pregunta, qué bebes durante la comida y la cena no has contestado agua, ya tienes otro objetivo a lograr, si quieres seguir una dieta que te ayude a mejorar tu salud.

  • No es necesario que lo hagas de golpe, empieza tomando agua de lunes a viernes dejando para el fin de semana las bebidas alcohólicas, azucaradas, carbonatadas o edulcoradas.
  • Cuando hayas logrado este objetivo, podrás pasar al siguiente y acabar bebiendo agua durante toda la semana. Si quieres añadirle algo por variar, échale un chorrito de limón, fruta partida, hazte infusiones frías de distintos sabores sin azúcar ni edulcorantes, le darás un toque personal.

Supongo que a estas alturas tendrás claro que una copa de vino o de cerveza no es beneficiosa para la salud.

  • El alcohol, según la OMS, es uno de los principales problemas para la salud pública, ya que se considera una sustancia neurotóxica, carcinogénica, inmunosupresora y además adictiva. 
  • Si pones en una balanza los beneficios y los perjuicios que aportan las bebidas alcohólicas, la balanza se inclinará claramente hacia el lado de los perjuicios.

Una vez aclarado esto, si alguien quiere seguir tomando su copita de vino o de cerveza que lo haga, pero sabiendo que lo hace porque le gusta y no por los posibles beneficios que aporta. Si quieres mejorar tu salud, deberás reducir su consumo o eliminarlo completamente de tu dieta.

  • Por cierto, las bebidas azucaradas o carbonatadas tampoco ayudan a mejorar tu salud, más bien todo lo contrario, por lo que su reducción o abandono también mejorará tu calidad de vida.

 

Come sin distracciones

Si has contestado, a comes viendo la televisión, leyendo tus whatsapp o el periódico, con un sí, te animo a que dejes de hacerlo.

No hay nada más triste que haber comido sin disfrutar de cada bocado, y además si estás distraído corres el riesgo de ingerir más calorías, si no te has puesto una ración determinada, ya que como no eres consciente de lo que comes, siempre te queda la sensación de que no has comido y como consecuencia, te echarás más cantidad de comida.

 

Muévete

» Si eres de los que no hacen nada de ejercicio físico, hoy puede ser un gran día para empezar a hacerlo.

¿Cómo? Simplemente empieza a andar. Busca un horario que te venga bien y blíndalo.

Ese tiempo es para ti, el ejercicio físico ayuda a fortalecer tu corazón, tus huesos, mejora la memoria, la hipertensión, la diabetes, hace que te sientes bien, disminuye la sensación de fatiga, hace que cuando llegues a cierta edad lo hagas con calidad de vida, en definitiva, mejora tu salud.

  • Lo he dicho ya en otros post, instálate un podómetro en el móvil y elige un número de pasos como meta, una vez que logras mantener esta cifra durante 1 semana, aumenta el objetivo, aumenta el número de pasos, si ya haces 5000, pasa a 10000, y sigue subiendo la cifra.
  • Registrar tus logros ayuda mucho a estar motivado, anota todos los días la actividad que realizas, así serás muy consciente de cuando lo estás haciendo realmente bien.

 

» Si ya haces ejercicio físico al menos 1 hora al día, enhorabuena, lo estás haciendo muy bien.

 

Procura dormir entre 7 u 8 horas

Aunque no lo parezca, este propósito no es tan fácil de lograr como en un principio podríamos pensar.

  • A veces las preocupaciones, el estrés, alteraciones en nuestro ritmo circadiano, tener trastornos que afecten al sueño, el dolor crónico, la falta de ejercicio físico, etc., impiden dormir todas las horas que necesitamos para recuperarnos adecuadamente.

Te recomiendo que te pares un poco y pienses sinceramente, cuál de estos motivos u otros son lo que te impiden dormir ese número de horas reparadoras, solo así podrás alcanzar este propósito.

  • Dormir poco es muy perjudicial para la salud, predispone a sufrir una depresión, una diabetes, altera la memoria, favorece la obesidad, aumenta la presión arterial y envejece a la persona, entre otras cosas.

 

Deja de fumar

Si quieres vivir más tiempo y llegar a la tercera edad con una buena calidad de vida, ponte una fecha concreta para dejar este vicio.

Si no lo puedes hacer sol@, busca ayuda, pero hazlo.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *