tiroiditis de Hashimoto

¿Qué alimentación debo seguir si tengo tiroiditis de Hashimoto?

La tiroiditis de Hashimoto o tiroiditis linfocítica crónica es una enfermedad autoinmune en la que tus propios anticuerpos (proteínas que circulan por la sangre para defendernos de los ataques de los virus y las bacterias) atacan a tu propia glándula tiroides.

Como consecuencia de este ataque, la tiroides no puede realizar correctamente sus funciones como producir hormonas tiroideas (T4 o tiroxina y T3 o Triyodotironina) las cuales se encargan de:

  • Regular el metabolismo.
  • Interferir en la velocidad de absorción de las grasas.
  • Regular el crecimiento y la temperatura corporal.
  • Interferir en la producción de proteínas.
  • Regular otras muchas funciones que realiza el organismo.

Esta situación mantenida en el tiempo puede desencadenar hipotiroidismo.

Lo más importante para controlar bien la tiroiditis de Hashimoto es:

Tomar la medicación (levotiroxina = hormona tiroidea sintética) en una dosis adecuada que debe controlarte tu médico periódicamente.

En cuanto a la alimentación, ésta deber ser saludable, sin embargo, hay algunos alimentos que no debes tomar en grandes cantidades, ya que pueden dificultar la absorción de la tiroxina:

Es el caso de las crucíferas (brócoli, coliflor, coles de Bruselas, col lombarda, rábanos, rúcula o mostaza).

  • Estos alimentos llevan en su composición sustancias que interfieren en la absorción de las hormonas tiroideas.
  • Si quieres consumir estos alimentos, tienes que tener en cuenta un detalle, su ingesta debe estar alejada del momento en el que te tomes la medicación (deja pasar 4 horas entre que te tomas la medicación e ingieres estos alimentos).
  • Y por otro lado es importante que cocines estos alimentos, ya que durante el cocinado se pierde esta propiedad antinutriente.

Otros alimentos y sustancias que interfieren en la absorción de las hormonas tiroideas, cuando se consumen en grandes cantidades, son la soja, la fibra y los suplementos de hierro, calcio o magnesio.

Si realizas un consumo moderado de estos alimentos y los alejas del momento en el que te tomas la medicación (4 horas), o en el caso de los suplementos (2 horas), puedes seguir tomándolos.

Claves importantes a tener en cuenta si tienes tiroiditis de Hashimoto

  • Tomar la medicación (es fundamental para tratar esta enfermedad) en ayunas y separada de las comidas y los suplementos.
  • Y realizar una alimentación saludable en la que tomes:
    • Verduras (2 platos grandes/día) y frutas (2-3 piezas/día). Las crucíferas que estén cocinadas.
    • Cereales (arroz, pasta, pan) integrales todos los días (la cantidad dependerá de las características físicas, deporte, estilo de vida de cada persona).
    • Proteínas de calidad todos los días, puesto que no tenemos depósitos para almacenarlas. Elige las proteínas que más te gusten (las cantidades son orientativas pues depende de cada persona y sus gustos): carne (2 veces/semana), pescado (2-3 veces/semana), huevos (2-4 a la semana), legumbres (3 veces/ semana) y lácteos (2- 4/día).
    • Como fuente de grasas saludables: aceite de oliva virgen o virgen extra, aguacates y frutos secos.
    • Principalmente agua como fuente de hidratación.
    • Sal yodada, recuerda no más de 5 g al día.

Un consejo para las personas que no están diagnosticadas:

Una dieta pobre en pescado marino, marisco, sal yodada, lácteos, etc., con altos contenidos en crucíferas crudas, podría con el tiempo producir hipotiroidismo por déficit de yodo, ya que el yodo es un mineral fundamental para que la tiroides realice adecuadamente todas sus funciones.

Si necesitas que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *