lasaña de espinacas con atún

Receta: Lasaña de espinacas con atún

La lasaña de espinacas con atún es una receta sencilla y rápida de hacer, que te asegura un gran aporte de vitaminas y minerales, con un sabor irresistible incluso para los más pequeños de la casa.

 

Ingredientes para 6 personas:

Relleno:

  • 1.5 kg de espinacas congeladas.
  • 3 latas de atún en aceite de oliva.
  • 50 g de piñones.
  • 3 cebollas.
  • 3 ajos duros.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

Las placas:

  • Placas de lasaña de sémola de trigo precocidas.
  • Alternativas: Utilizar calabacines o berenjenas como si fueran placas de lasaña.

Bechamel:

  • 400 ml de leche desnatada.
  • 1 cucharada sopera de harina.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen.
  • Nuez moscada.
  • Pimienta molida.
  • Sal.

Elaboración:

  • Echa en una sartén un poquito de aceite, cuando esté caliente dora los piñones y resérvalos en un plato.
  • En ese mismo aceite añade los ajos pelados y cortados a láminas, cuando estén dorados resérvalos junto a los piñones.
  • Añade más aceite a esa sartén y sofríe la cebolla, cortada a trocitos, con un poquito de sal. Cuando esté dorada, añade el atún y dale unas vueltas, retíralo todo y resérvalo junto con los piñones y los ajos.
  • Ahora es el momento de añadir las espinacas congeladas directamente del congelador (no es necesario una descongelación previa). Si ves que necesita un poquito más de aceite, añádeselo. Cuando veas que las espinacas están sueltas, añade sal y pimienta a tu gusto. Una vez que hayan perdido parte del agua que contienen, es el momento de añadirle los piñones, los ajos, el atún y las cebollas que habíamos reservado. Le damos unas vueltas durante unos minutos y listo. Ya tendríamos el relleno.

Este relleno te puede servir para acompañar a una pasta, en este caso hemos elegido placas de lasaña, pero también se puede comer solo, ya que está buenísimo.

Montamos la lasaña
  • 1º echamos una capa de relleno que cubra todo el fondo de la bandeja.
  • 2º ponemos varias placas de sémola de trigo encima de las espinacas (según el tamaño de tu bandeja), no es necesario cocinarlas previamente ya que vienen precocinadas y no es necesario que pongas muchas.
  • 3º Añadimos un dedo de nuestro relleno sobre las placas.
  • 4º Volvemos a poner otra tanda de placas encima del relleno.
  • 5º Y volvemos a cubrirlas con otra capa de relleno y reservamos.
Para sustituir las placas por verduras
  • Si queremos hacer la lasaña con calabacines (necesitaremos 2 o 3) o con berenjenas* (necesitaremos 1 o 2) lo que tendremos que hacer es lavarlos y cortarlos a rodajas muy finas, luego los marcaremos un poco en la sartén con un poquito de sal y las colocaremos en el lugar de las placas.

*La berenjena una vez cortada tienes que meterla en agua con sal y dejarla durante 30 minutos sumergida, para que no amargue. Lávala, sécala y séllala en la sartén con un hilito de aceite.

 

Elaboración de la bechamel
  • Echa en una sartén el aceite y la leche, cuando estén calientes, añade sal, pimienta y nuez moscada a tu gusto.
  • Coge 1 cucharada sopera colmada de harina y échala sobre un colador, dale pequeños toquecitos al colador mientras que remueves, así lograrás que la harina caiga lentamente sobre el aceite y la leche, evitando la formación de grumos. No dejes de remover hasta que todo el contenido haya espesado un poco y hervido durante unos minutos. De esta forma te aseguras que la harina esté cocinada y que no te siente mal.

 

Finalizamos el montaje de la lasaña
  • En cuanto esté lista la bechamel viértela rápidamente sobre la lasaña, este paso debe ser rápido ya que la bechamel enseguida se solidifica y luego cuesta un poquito más trabajarla.
  • Échale un poco de queso rallado por encima y ya estará listo para hornear. Si no te la vas a comer el mismo día que la cocinas, congélala cuando se enfríe.

 

Cocinamos la lasaña
  • Precalienta el horno a 180 ºC.
  • Una vez alcanzada esta temperatura, hornea la lasaña 25-30 minutos (depende de tu horno) a 180 ºC y ya estará lista para comer.

 

Un consejo que yo suelo seguir

Cuando vayas a cocinar este plato prepara el doble de cantidad, así te saldrán 2 lasañas, una para comértela ese día y la otra para congelarla, de este modo siempre tengas una comida riquísima y saludable lista para ser horneada en cualquier momento.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *