¿Tienes migrañas? pregúntate qué comes. (Sin evidencia)

Desde hace 7 años se ha estado recomendando que se reduzca el consumo de alimentos ricos en histaminas para tratar la migraña, pero esto ahora ha cambiado.

El 28 de noviembre de 2018, 9 organizaciones de profesionales de la salud firmaban un consenso donde ponen de manifiesto la falta de evidencia científica para recomendar una dieta baja en histaminas y el consumo de la enzima DAO en el tratamiento para las migrañas.

 

Si te interesa saber más sobre este consenso aquí te dejo el pdf completo.

 

Según han determinado estas organizaciones, el tratamiento más eficaz para tratar esta patología es individualizar según el paciente y seguir un tratamiento con antiinflamatorios y triptanes (grupo de fármacos que regulan el flujo sanguíneo cerebral).

 

Si padeces migrañas se recomienda:
  • Identificar el factor o factores que la desencadenan.
  • Actuar rápidamente en cuanto sientas el dolor a través de antiinflamatorios (dolor agudo) y triptanes (dolor grave).
  • Prevenirlas cuando las padeces frecuentemente.

 

Este consenso recuerda que existen 6 tratamientos con alto nivel de eficacia sobre las migrañas y que son:
  • Topiramato
  • Valproato
  • Flunarizina
  • Amitritptilina
  • Beta-bloqueantes
  • Botox
  • Anticuerpos monoclonales contra el CGRP.

 

Con respecto a la comida

Concluyen que “no existe suficiente evidencia científica que demuestre una asociación positiva entre el seguimiento de dietas con bajo contenido en histamina y la mejora del paciente con migraña“.

De modo que ya no podemos recomendar este tipo de dietas, si queremos que nuestras recomendaciones estén actualizadas y basadas en la evidencia científica.

 

Mensajes clave que se recoge en este consenso:
  1. La migraña es considerada por la OMS como la segunda enfermedad humana más discapacitante de todas las enfermedades humanas, dado que un día de migraña equivale en discapacidad a un día de ceguera o paraplejia.
  2. Ninguna técnica de análisis funcional de la DAO ha sido validada y todas están cuestionadas en la actualidad, especialmente en sangre.
  3. La administración de histamina produce el mismo incremento de histamina sanguínea en pacientes con déficit de DAO que en pacientes con DAO normal.
  4. La histamina no atraviesa eficazmente la barrera hemato-encefálica, por lo que un hipotético incremento de histamina en sangre no puede acceder de manera eficaz al cerebro.
  5. No se han detectado, hasta la fecha, concentraciones de DAO en los cerebros de los mamíferos. La histamina cerebral es sintetizada por neuronas histaminérgicas del propio cerebro gracias a la enzima HNMT y no se ha demostrado que esté correlacionada con la histamina sanguínea.
  6. Tanto la intoxicación alimentaria aguda de histamina con DAO normal (escombrotoxicosis) como la histaminosis alimentaria por déficit de DAO producen sintomatología muy variada y en cualquier caso, hasta el momento, la cefalea que puede aparecer no se ha descrito como migrañosa.
  7. La IHS en su exhaustiva y reciente revisión, no menciona la enzima DAO como tratamiento de la migraña en ninguna de sus 191 páginas.
  8. No existe a día de hoy evidencia científica robusta que establezca una relación causal entre un déficit de DAO y la migraña, por lo que no está justificada la recomendación de ingerir la enzima DAO por vía oral en pacientes con migraña. Del mismo modo, no se han hallado evidencias científicas que demuestren que dietas con bajo contenido en histamina puedan ser eficaces en la prevención o tratamiento de la migraña.

 

Veamos qué factores pueden desencadenar una migraña o una jaqueca y así poder evitarlos (en la medida que se pueda):
  • El estrés.
  • Intervenir en una discusión.
  • Los estados de shock.
  • Respirar olores fuertes.
  • Tener la presión arterial alta.
  • Exponerse a luz muy brillante o parpadeante.
  • Los cambios en el clima.
  • La menstruación.
  • La menopausia.
  • Las pastillas anticonceptivas.
  • Sufrir alteraciones del sueño (ya sea por dormir mucho, poco o mal).
  • Pasar tiempo en ayuno.
  • Consumo de alcohol.

 

Si sigues unos hábitos de vida saludables correras menos riesgos de padecer un ataque de migraña
  • Sigue una dieta que incluya alimentos ricos en omega-3 (pescado azul fresco), omega-6 (almendras naturales o tostadas), vitamina B2 (huevos, legumbres), vitamina B6 (arroz integral), frutas, verduras y carnes poco procesadas.
  • Mantén una buena hidratación.
  • Evita realizar ayunos prolongados, no te saltes ninguna comida.
  • Intenta dormir un número de horas suficientes, el sueño debe ser regular y reparador.
  • Realiza ejercicio físico de forma regular, eso mantiene bajos los niveles de estrés.
  • Evita beber alcohol en exceso.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com, ya sabes que mi método consiste en cambiar tus hábitos de vida: + dieta Mediterránea y + ejercicio físico (me conformo con que andes).

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *