¿Puedo tomar un yogur caducado?

¿Puedo tomar un yogur caducado?

Como norma general y debido a la gran variedad de yogures que existen en el mercado (naturales, con frutas, edulcorados, azucarados, con cereales, con fibra, bífidus, et.), no deberíamos tomar un yogur que haya caducado.

Sin embargo, por las características propias del alimento, un pH bastante ácido, las probabilidades de que un yogur caducado esté en malas condiciones o pueda causar un daño sobre nuestra salud son muy bajas, siempre y cuando se haya conservado adecuadamente en el frigorífico y no se haya roto la cadena de frío en ningún momento.

Y además, los productores siempre dejan un margen de seguridad entre la fecha de caducidad y la vida útil del alimento y lo mismo para la fecha de consumo preferente.

De modo que si consumes un yogur que haya caducado, en principio, no debería pasar nada, sin embargo esto lo debes hacer bajo tu responsabilidad, puesto que los productores no se hacen responsables de la seguridad ni de la calidad del yogur pasada la fecha de caducidad.

En el año 2013, la legislación española cambió la forma de etiquetar a los yogures, pasándolos de fecha de caducidad a fecha de consumo preferente, sin embargo los productores siguen poniéndoles la fecha de caducidad, puesto que son los últimos responsables de que el yogur llegue hasta la fecha indicada en óptimas condiciones.

 

¿Cómo puedo saber si un yogur caducado se puede comer?

Utiliza el sentido común. Si detectas que:

  • La tapadera o el envase están rotos o detereorados, piensa en una posible contaminación, los microorganismos no se pueden ver, por lo tanto, no lo consumas, independientemente de la fecha de caducidad.
  • El olor o el sabor es más ácido de lo normal o distinto al habitual, no lo consumas.
  • La textura es distinta a la habitual, tampoco deberías consumirlo.

Recuerda que en los alimentos, la seguridad cero no existe pasada la fecha de caducidad, siempre puede haber una posibilidad de que el producto no esté en buen estado.

 

¿Tienes claro la diferencia entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente?

Una afecta a la seguridad del producto y la otra a la calidad del mismo.

Fecha de caducidad

Hace referencia a la seguridad del alimento, de modo que si se consume un alimento cuya fecha de caducidad ha pasado, puede haber un riesgo para la salud de la persona, por proliferación de microorganismos, y por lo tanto, no se recomienda su ingesta.

En la fecha de caducidad debe aparecer el día, el mes y el año.

 

» ¿Qué alimentos deben ser etiquetados con fecha de caducidad?

Los alimentos perecederos:

  • El pescado, la carne, el marisco, la carne picada, las verduras cortadas, los huevos, la leche pasteurizada, etc.

 

Fecha de consumo preferente

Esta fecha hace referencia a la calidad del alimento tanto a las propiedades nutricionales (vitaminas) como las propiedades organolépticas (color, sabor o textura), de modo que si se consume un alimento cuya fecha de consumo preferente ha pasado, no hay riesgo para la salud de la persona, siempre y cuando se conserve en las condiciones que dice el etiquetado, y el envase no esté dañado.

En la fecha de consumo preferente se debe especificar el mes y el año.

 

» ¿Qué alimentos deben ser etiquetados con fecha de consumo preferente?

Aquellos que no son perecederos:

  • La pasta, los cereales, las legumbres, los aceites, las conservas, los productos curados, los ahumados, los productos deshidratados como las sopas, las mermeladas, etc.

 

¿Sabías que hay algunos alimentos que no necesitan llevar ni fecha de caducidad ni fecha de consumo preferente?

Esto sucede en el vinagre, las bebidas con graduación mayor al 10 % de alcohol, la sal y el azúcar de mesa.

 

Para no llevarte ningún disgusto respeta, como norma, las fechas que te marcan los envases y ante la duda, no te lo comas, una toxiinfección alimentaria puede ser muy peligrosa, sobre todo en los niños.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *