Postres saludables que no arruinen nuestros objetivos de perder peso

Postres saludables que no arruinen nuestros objetivos de perder peso

A la mayoría de las personas nos encanta tomar algo dulce después de comer, pero si no queremos coger peso o queremos adelgazar debemos elegir el postre adecuado, por eso hoy vamos a ver postres saludables que no arruinen nuestros objetivos de perder peso.

A veces lo más sencillo es lo que mejor resultado da, estos postres destacan por su sencillez, pero si no caes en hacerlos te estás perdiendo unas opciones muy interesantes.

 

Fruta congelada

Puedes prepararla de varias maneras:

  • Pincha trozos de fruta cortada muy finamente a modo de brochetas y mételos en el congelador, puedes poner la misma fruta o combinar distintas frutas de temporada.
  • Pela, corta a trozos y congela plátanos maduros, cuando vayas a tomártelos bátelos y tendrás un helado cremoso.

 

Helados de yogur

Con molde:

Coge un yogur, el que más te guste, de sabores, con trozos de fruta, natural, de soja, etc. quedará mejor si no son desnatados, ya que la grasa es la responsable de que el helado quede cremoso, échalos en un molde de helados (polera) y al congelador.

  • Busca moldes que no sean muy grandes, la idea es que con 1 yogur llenes 2 moldes. Esto parece una tontería, pero es muy interesantes, ya que a veces con un sólo helado nos quedamos satisfechos, y estaríamos tomando sólo medio yogur.
  • Te aconsejo que los yogures sean enteros, los desnatados quedan con una textura cristalizada que no suele gustar tanto, y además los enteros sacian más, con lo cual, con medio yogur tendríamos bastante.
  • Puedes añadir fruta del tiempo cortada a láminas muy finas al yogur y congelarlo todo junto.
  • Si tienes hijos y te piden un segundo polo, se lo podrías dar sin problemas, ya que al final solo se estarían tomando un yogur.

Si no tienes moldes no te preocupes:

  • Coge el yogur y sin destaparlo, hazle un corte pequeño con la punta del cuchillo a la tapadera y por ahí introduce el palo de una cucharita o un palo de plástico, de esos que se utilizan para mover el café, y al congelador. Una vez congelado corta con una tijera el vaso del yogur, y listo. No hay cosa más fácil.

 

Fruta y yogur

Otra opción muy interesante son los smoothies, que consisten en mezclar fruta congelada, yogur y leche.

  • Coge fruta madura congelada a láminas, puede ser melón, pera, plátano, fresas, etc., bátelo, añádele un yogur del sabor que quieras y que combine bien con la fruta seleccionada, y un chorrito de leche, con esta simple combinación ya tienes preparado un riquísimo smoothie al instante.

 

Como ves estos postres saludables no tienen ninguna dificultad, pero sirven para aplacar esas ganas de dulce que algunos experimentamos después de cada comida.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *