¿Cómo puedo prevenir el cáncer de colon?

El cáncer de colon es el crecimiento de células malignas sobre la mucosa del intestino grueso.

Más de la mitad de los casos de cáncer de colon están relacionados con los hábitos de vida que seguimos, y su prevención, es posible.

Un estilo de vida sedentario, tener sobrepeso, obesidad, fumar, beber y el aumento de grasa abdominal aumenta el riesgo de padecer este tipo de cáncer.

 

¿Qué pautas alimentarias podemos seguir para prevenir el cáncer de colon?

Antes de entrar en materia, me gustaría hacer un breve apunte que considero importantísimo saber, ningún alimento ni la mejor de las pautas alimentarias saludables que puedas hacer curan el cáncer, el cáncer se cura siguiendo el tratamiento médico, luego cuidado con los charlatanes que venden humo, que hay muchos.

Lo que sí puede hacer la alimentación y seguir unos buenos hábitos saludables, es prevenirlo. Dicho esto veamos cuales son las pautas que deberíamos seguir para prevenir esta enfermedad:

 

Debemos aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas

Se ha demostrado que un consumo elevado de estos alimentos previenen el cáncer de colon.

Lo recomendable sería consumir entre frutas, verduras y hortalizas unos 800 gramos al día. Trata de tomar:

  • Un buen plato de verduras como primer plato en la comida y otro en la cena.
  • 3 piezas de frutas al día.

 

Debemos disminuir el consumo de carnes procesadas, carnes rojas y grasas saturadas
  • Las carnes procesadas como las curadas, las ahumadas, las sazonadas y las fermentadas aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon, concretamente tomar 50 gramos de estas carnes al día aumenta en un 18 % el riesgo.
  • Las carnes rojas como la de ternera, cordero, cabra y caballo parecen que también aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon, concretamente, tomar 100 gramos de estas carnes al día aumentan en un 17 % el riesgo.

Se recomienda limitar el consumo de carnes procesadas a 1 vez por semana y lo mismo para las carnes rojas.

Una buena estrategia sería disminuir el consumo de carnes procesadas y rojas y aumentar el consumo de pescado blanco y azul.

 

Debemos reducir y/o evitar el consumo de alcohol.
  • El alcohol se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer de colon.
  • Las personas que consumen de forma regular 50 gramos de alcohol/día, tienen 1.5 veces más riesgo de padecer este tipo de cáncer que las que no beben o lo hacen esporádicamente.
  • Por cada 10 gramos de alcohol ingerido aumenta un 7 % el riesgo de padecer esta enfermedad.

 

Aumentar el consumo de fibra dietética

Un consumo elevado de fibra disminuye el riesgo de padecer cáncer de colon.

Una de las hipótesis es que:

  • La fibra disminuye el tiempo de contacto de las sustancias cancerígenas con las paredes del intestino.
  • Y el ácido butírico que se forma con la fermentación de la fibra inhibe la formación de tumores.

La fibra está presente en los alimentos como las frutas, las verduras, las hortalizas, los cereales enteros, las legumbres y los frutos secos.

  • Se debería tomar más de 20 gramos al día de fibra para reducir un 25 % el riesgo de padecer esta enfermedad.
Se puede diferenciar 2 tipos de fibra:

Fibra soluble:

  • Esta fibra está presente en el salvado de trigo, la avena de grano entero, en el salvado de avena, en la cebada, en las legumbres y en las frutas que son ricas en pectinas, hemicelulosas, gomas y mucilagos.
  • Estos compuestos retardan el tiempo de evacuación de los alimentos en el estómago y como consecuencia aumentan la sensación de saciedad y además retienen ácidos biliares.

Fibra insoluble:

  • Esta fibra está presente en las frutas, verduras, cereales enteros, frutos secos y legumbres son ricas en celulosa, hemicelulosa y lignina.
  • Estos compuestos aumentan el volumen de las heces gracias a la capacidad de retener agua que tienen, reduce el tiempo de tránsito intestinal, aumenta la masa fecal, retienen ácidos biliares e incrementan la defecación.

 

La fibra además ayuda a:

  • Mantener y desarrollar la flora bacteriana, aumentan la proliferación de bacterias beneficiosas como las bifidobacterias y reducen el crecimiento de bacterias no deseables como las clostridium.
  • Y aumentan la excreción de grasas y proteínas.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 


Una de las fuentes consultadas  aquí


 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *