pizza con base de brócoli

Receta: Pizza con base de brócoli

Cuando quieres perder peso o simplemente cuidarte debes reducir de tu dieta una serie de alimentos, que suelen ser muy atractivos para la mayoría de las personas, debido a la cantidad de grasas y/o azúcares que contienen, como es el caso de las hamburguesas, pizzas, bocatas, kebabs, helados de crema, y un largo etc.

Aunque alternativas saludables para estos alimentos, hay, y muy interesantes (ya vimos la alternativa a las hamburguesas, a los helados de crema, el resto los iremos viendo en otros post), hoy me voy a centrar en las pizzas, concretamente en la pizza con base de brócoli.

Si no te gusta el brócoli esta receta te va a sorprender, ya que la base de esta pizza queda con un sabor muy neutro, por lo tanto, estarás comiendo verduras sin darte cuenta, y sin añadir los hidratos de carbono simples que lleva una pizza con base de harina.

El brócoli es un alimento que no debería faltar en tu mesa, inclúyelo por lo menos 2 veces a la semana (recomendación mía) por todas las propiedades que tiene. La técnica culinaria que utilices para ello es cosa tuya, puedes tomarla cocida, al vapor, salteada, en tortilla, como base de pizza, etc., la técnica da igual, lo importante es que la tomes.

¿Es imprescindible tomar brócoli en una dieta saludable?

No. Aunque el brócoli tiene unas propiedades estupendas, no hay ningún alimento que no podamos quitar de la dieta. No hay superalimentos, es el conjunto de lo que comemos lo que hace que nuestra salud mejore o empeore, que no te lleven a engaños.

 

PIZZA CON BASE DE BRÓCOLI

Ingredientes para 4 personas:

Base de la pizza:

  • 2 ramos de brócoli
  • 2 huevos
  • Pimienta y sal

 

Para poner encima de la base:

  • Tomate frito con orégano
  • Queso tierno
  • El resto de ingredientes son libres a tu elección: cebolla, rúcula, jamón serrano, tomate natural, champiñones, calabacín, atún, pollo, tofu, piña, nueces, etc.

 

Elaboración:

  • Hierve el brócoli en poca agua durante 10 minutos.
  • Una vez cocinado, cháfalo con un tenedor y déjalo enfriar un poco para poder trabajar con ello sin quemarte.
  • Ahora viene la parte más importante de la elaboración, que consiste en eliminar la mayor cantidad de agua que contenga el brócoli, de esto depende la textura final de la pizza. Coge un colador de tela, añádele pequeñas cantidades de brócoli  y ve quitando el exceso de agua. Cuanto más seca dejes la masa, más buena estará.
  • En un bol aparte bate los huevos, añade el brócoli ya escurrido y salpimenta.
  • Precalienta el horno a 180 ºC arriba y abajo.
  • Coge la masa y haz la forma de la pizza del tamaño que quieras. Puedes extender toda la masa o hacer pizzas individuales. Cuanto más finitas las hagas mejor quedarán.
  • Puedes utilizar papel de horno para extender la masa y darle la vuelta más fácilmente.
  • Mete la pizza en el horno durante 10 minutos hasta que empiece a coger color, después sácalo y dale la vuelta, ahora es el momento de añadir el tomate frito con el orégano, seguido de los ingredientes que hayas elegido y por último el queso.
  • Mételo otra vez en el horno durante otros 15 minutos más, y ya estará listo.

Si no quieres renunciar a la pizza pero tu objetivo es adelgazar o simplemente huir de tanto procesado, esta es una forma muy interesante de lograrlo.

 

Otra alternativa:

Si ya has hecho la pizza con base de brócoli ahora es el turno de la pizza con base de coliflor:

  • El sabor sigue siendo muy neutro.
  • Por cada coliflor grande utiliza 2 huevos, el resto de ingredientes y la elaboración se mantiene igual.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *