Qué deben comer los niños para ser adultos sanos

¿Qué deben comer los niños para ser adultos sanos?

El cómo se alimenten nuestros hijos repercutirá en su salud cuando sean adultos, por eso desde bien pequeños se les debe dar una alimentación saludable. Igual que aprenden a sumar o a leer, deben aprender qué alimentos son saludables y cuáles son perjudiciales para su salud.

La clave está en la calidad y en la cantidad

No sólo debemos de fijarnos en la calidad de los alimentos que tomamos, sino también en la cantidad, ya que si nos alimentamos con más de lo que necesitamos, corremos el riesgo de engordar, por muy saludable que sea lo que comemos.

Ésta es una de las razones por las que no se le debe obligar a un niño a comer todo lo que se le ponga en el plato, es importante que se respete su saciedad.

Muchos adultos no respetan las señales que les manda su propio organismo cuando están saciados y siguen comiendo hasta hartarse. Si las personas dejarán de comer en cuanto su sistema de saciedad les avisara, no habría tantos casos de sobrepeso y obesidad como hay. Comemos más de lo que necesitamos.

Los expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard han creado una guía para elaborar comidas saludables y equilibradas. Si enseñamos a nuestros hijos a elaborar este tipo de platos y aprenden que no es necesario comer hasta hartarse, lograremos que sean adultos sanos.

“El plato para comer saludable” creado por Harvard, puede ser una herramienta muy útil para alcanzar este objetivo. Fíjate bien en las proporciones que guardan cada grupo de alimentos e intenta llevarlo a la práctica.

¿Qué alimentos deben comer nuestros hijos?

  • Grasas saludables

Como fuente principal de grasa se debe utilizar aceite de oliva virgen, ya sea para añadirlo a las ensaladas o para cocinar. Otras grasas saludables son el aguacate o los frutos secos.

Es importante leer el etiquetado nutricional y rechazar los alimentos que lleven grasas trans en su composición.

 

  • Verduras y hortalizas

A los niños hay que acostumbrarlos a que su primer plato sea verduras y hortalizas, creando este hábito lograremos que el niño lo acepte mejor.

Para comer puedes ofrecerle una ensalada, un gazpacho, unas zanahorias partidas a modo de palitos y para cenar un hervido, un puré o una menestra de verduras.

La idea es que los niños coman siempre con algo de verduras. Pero no les obligues a comérsela simplemente ofréceselas cuantas veces sean necesarias, anímales a que las prueben.

Ten en cuenta una cosa muy importante, si tú comes verduras ellos también lo harán, son máquinas de imitar y tú eres su referente.

 

  • Frutas

Hay que educar el paladar de un niño.

Trucos para que coman más fruta:

  • Tenla siempre a la vista y preparada para comer. Si el pequeño sólo tiene que cogerla con la mano o pincharla con el tenedor su curiosidad hará que al final la pruebe, y vea lo buena que está.
  • Asegúrate de que la fruta está en su punto óptimo de maduración. Mientras que a los adultos nos gusta la acidez o el amargor de la fruta, a los niños les produce rechazo, de modo que si está muy dulce, con los golosos que son, comerán más.
  • Deja que el niño elija entre varios tipos de frutas. Esto aumenta el consumo, no importa que siempre elijan la misma fruta, lo importante es que la coman.

 

  • Cereales integrales

Cuando digo cereales integrales no me refiero a los cereales de desayuno, ya que estos suelen destacar por la gran cantidad de azúcares que llevan, sino al pan, a la avena, a la pasta, a la quinoa o al arroz.

Los niños debe tomar pan, arroz y pasta integral e intentar no tomar pan o arroz blanco, tal y como nos señala la imagen de arriba.

 

  • Proteínas de calidad

Los niños deben tomar proteínas de calidad, como son las que se encuentran en el pescado, la carne, las legumbres, los huevos o los frutos secos y deben evitar comer alimentos proteicos procesados, ultraprocesados o embutidos.

Un truco para comprar proteínas de calidad es comprar en el mercado en lugar del supermercado, allí encontrarás los alimentos frescos sin procesar.

 

  • Bebida recomendable

Los niños deben tener claro desde muy pequeños que se come y se cena con agua, y que cuantos menos zumos naturales, bebidas refrescantes o zumos comerciales tomen, mejor.

Te preguntarás, ¿es que los zumos naturales no son buenos? no es que no sean buenos es que es infinitamente mejor tomar la fruta entera.

Comer o cenar con zumos, aunque sean naturales, puede favorecer el sobrepeso.

 

 

*Imagen:“Derechos de autor © 2011 Universidad de Harvard. Para más información sobre El Plato para Comer Saludable, por favor visite la Fuente de Nutrición, Departamento de Nutrición, Escuela de Salud Pública de Harvard, http://www.thenutritionsource.org y Publicaciones de Salud de Harvard, health.harvard.edu.”

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *