claves para prevenir el estreñimiento

Claves para prevenir el estreñimiento

Las claves para prevenir el estreñimiento son dieta, agua, ejercicio físico y escuchar a tu cuerpo.

 

¿Cuándo se considera que una persona está estreñida?

Cada persona tiene un ritmo distinto de ir al baño, tanto si vas 3 veces al día como si vas 3 veces a la semana se puede considerar un ritmo normal.

Sin embargo, si vas menos de 3 veces por semana se considera que eres una persona estreñida.

 

¿Qué personas son más propensas a sufrir estreñimiento?

En general las mujeres suelen ser más estreñidas que los hombres, y dentro de las mujeres, las embarazadas sufren más esta situación.

 

¿Cuáles son las causas que lo producen?

Los motivos pueden ser varios, los principales son:

  • Seguir una alimentación inadecuada.
  • Falta de hidratación.
  • Ser sedentario.
  • No hacer caso al cuerpo cuando te dice que es tu momento.

 

Alimentación adecuada

Si eres una persona estreñida debes cambiar tus hábitos alimentarios:

  • Aumenta tu ingesta diaria de frutas, verduras y hortalizas.
  • Incrementa el consumo semanal de legumbres, frutos secos y granos enteros.
  • Debes tomar una cantidad de grasa saludable adecuada. Las dietas que restringen mucho el consumo de grasas pueden favorecer el estreñimiento. Asegúrate que tomas 2-3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen al día, para lubrican las paredes del intestino.
  • Toma alimentos probióticos como yogur para ayudar a que tu flora intestinal esté fuerte.
  • Toma semillas como lino o chía hidratadas, el gel que se forma al añadirle agua, favorece el tránsito intestinal.

 

Hidratación

La fibra necesita agua para aumentar el volumen y el peso fecal, de modo que si no quieres sufrir de estreñimiento tienes que beber mucha agua e ingerir muchos líquidos.

El agua debe ser tu principal fuente de hidratación pero también puede ser interesante tomar caldos e infusiones.

Beber un vaso de agua nada más levantarte y desayunar puede ser una buena rutina para despertar tu intestino.

 

Ejercicio físico

Hacer ejercicio físico aeróbico durante 30 minutos como andar a un ritmo rápido, correr, nadar, montar en bicicleta (aunque sea estática), etc., ayuda a prevenir el estreñimiento ya que acelera el tránsito intestinal.

El ejercicio conviene que se realice al menos 2 horas después de haber comido para no perjudicar la digestión.

Tanto la digestión como el ejercicio físico requieren un flujo de sangre elevado, de modo que si mantenemos separadas ambas actividades estaremos mejorando su proceso.

 

Escucha a tu cuerpo

Cuantas veces tu cuerpo te está indicando que es el momento de ir al baño y tú no le haces caso, bien porque te pilla en el trabajo o porque estás haciendo algo que te impide satisfacer sus señales.

Esto es un grave error, para no sufrir de estreñimiento debemos ir al baño cada vez que nuestro cuerpo nos lo indique.

Tu cuerpo es un reloj, que te está marcando en todo momento lo que tienes que hacer, cuando te pida que vayas al baño no lo dudes ni un segundo, no lo pospongas para más tarde, ya que después las ganas pasarán y tu intestino ya no estará tan dispuesto a colaborar contigo.

El intestino es más activo por las mañanas, al desayunar lo estás activando, luego este sería el mejor momento para crear el hábito de ir al baño.

 

Cuando no vamos al baño las heces se van acumulando en el colon. En esta parte del intestino es donde se absorbe gran cantidad de agua, de modo que las heces, cuanto más tiempo pasan allí, más secas y duras se vuelven, favoreciendo el estreñimiento.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *