Cómo podemos saber si estamos ante una alergia o intolerancia alimentaria

Estos conceptos se suelen confundir con bastante facilidad.

Las personas pueden ser alérgicas a la proteína de la vaca, al marisco, al huevo o a los frutos secos y otras pueden ser intolerantes a la lactosa, a la fructosa o intolerantes al gluten.

Para diferenciar si estamos ante una alergia o intolerancia alimentaria nos tenemos que fijar en 3 puntos importantes:

  1. ¿Qué sistema interviene cuando tomo un alimento que me sienta mal? El sistema inmunitario o el sistema digestivo.
  2. ¿Existe una relación dosis-respuesta? Es decir ¿si tomo mucha cantidad de ese alimento los síntomas son mayores?
  3. ¿Cuál es el origen o la causa que produce esa reacción?

 

!! Entremos en materia!!

 

¿Qué es una alergia alimentaria?

Es una respuesta exagerada que produce nuestro organismo ante el consumo de un alimento.

En esta respuesta interviene el sistema inmunitario.

  • Las reacciones que se desencadenan en nuestro organismo pueden ir de un simple sarpullido, a tener problemas respiratorios hasta producir un shock anafiláctico, que te lleve directo al hospital.

En las alergias alimentarias no hay una relación dosis respuesta, es decir, no está relacionada la cantidad de alimento que consumo con la reacción que se desencadena en mi organismo.

  • Si yo soy alérgica a un alimento aunque tome muy poquita cantidad de ese alimento, la reacción que me produzca puede ser muy alarmante.

Las alergias alimentarias están producidas por la presencia de proteínas.

  • Para que se produzca una alergia a un alimento, este alimento debe contener proteínas, y si no tiene proteínas no es una alergia.

Estas sustancias responsables de producir, en determinadas personas, una respuesta anómala reciben el nombre de alérgenos alimentarios.

Los alérgenos alimentarios están obligados por ley a aparecer en el etiquetado nutricional
  • Deben de aparecer en la lista de ingredientes con una tipología diferente al resto de ingredientes, ya sea con otro color, con otro tamaño de letra, subrayado, en cursiva, etc.
  • Las personas alérgicas y sus familiares deben leer siempre el etiquetado nutricional, puesto que pueden acabar en el hospital.
  • En el caso de los niños con alergias alimentarias, sus maestros, monitores, el comedor del cole y por supuesto sus amigos, deben estar avisados. Los niños en los recreos lo comparten todo, imaginar lo que puede suceder por desconocimiento.

 

¿Qué es una intolerancia alimentaria?

Es cualquier reacción adversa que presentar una persona tras tomar un alimento.

En las intolerancias alimentarias el sistema que está involucrado es el sistema intestinal.

  • Aquí, en principio, no interviene el sistema inmunológico, aunque hay casos en los que sí.
  • Los síntomas pueden ir de unas simples molestias en el estómago a tener, gases, hinchazón, dolor el incluso diarreas.

existe una relación dosis efecto.

  • Si soy intolerante a la lactosa o a la fructosa cuanto más lactosa o fructosa lleve el alimento que estoy tomando, más notables serán los síntomas.
  • Existen distintos grados de tolerancias y cada persona debe conocer hasta que cantidad es capaz de tolerar, sin que les produzca molestias.

La mayoría de las intolerancias alimentarias tiene un origen idiopático, es decir se desconoce qué las causa. Sin embargo en otros casos la cosa está más clara como sucede con:

  • Las personas que son intolerantes a la lactosa, cuyo origen es la falta completa o parcial de lactasa, que es la enzima necesaria para metabolizar la lactosa (azúcar presente en la leche de los mamíferos).
  • Aquellas personas que son celiacas, que son intolerantes al gluten. El gluten es una proteína que está presente en algunos cereales  como el trigo, la cebada, el centeno. Aunque es una intolerancia alimentaria se produce tras unas reacciones inmunológicas que afectan directamente a la mucosa intestinal.
  • Las personas que son sensibles a ciertas sustancias químicas que lleva el alimento. Esto ocurre con las histaminas (que actúan sobre los vasos sanguíneos desencadenando jaquecas), el glutamato monosódico (que produce dolor de cabeza, sudor, etc., lo que se conoce como el síndrome del restaurante chino) o la cafeína (que puede producir palpitaciones o incluso migrañas).

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *