5 Cosas que debes de saber sobre la alergia al cacahuete si tienes un bebé

La alergia al cacahuete o maní es un problema de salud creciente para el cual no existe tratamiento médico o cura.

Las personas que viven con esta alergia deben estar atentas a los alimentos que comen y a sus entornos, para evitar desarrollar una reacción alérgica que pueda poner en peligro sus vidas.

 

1. Una introducción temprana puede prevenir esta alergia

La alergia al cacahuete tiende a desarrollarse en la niñez y persiste hasta la edad adulta.

Según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos una exposición temprana a los cacahuetes (bebés menores de 2 años) podría evitar que fueran alérgicos a este alimento de mayores.

 

2. Los cacahuetes antes de los 3 años no se deben ofrecer enteros

Los cacahuetes se tienen que ofrecer en productos que lo contengan si los niños no tienen todavía los 3 años de edad.

Se pueden ofrecer como ingredientes de un plato ya sea triturado o molido, en forma de mantequilla o en purés.

Pero no se deben ofrecer enteros, ya que existe un peligro real por asfixia.

 

3. Tratamiento dietético ante una alergia al cacahuete

El tratamiento dietético ante una alergia alimentaria, independientemente del alimento que la ocasione, es la retirada total de la dieta de ese alimento.

En las alergias no existe la relación dosis-efecto, es decir, aunque se consuma una cantidad muy pequeña puede dar unas reacciones que requiera una atención hospitalaria o médica urgente.

De modo que si tu bebé está diagnosticado como alérgico al cacahuete no le des nunca, sin supervisión médica, esta legumbre.

  • Para bebés que se consideran de alto riesgo de desarrollar una alergia al cacahuete, porque ya tienen un eccema severo, una alergia al huevo o presentan ambas situaciones, se recomienda consumir alimentos que contengan cacahuetes desde los 4-6 meses de edad, para reducir el riesgo de desarrollar esta alergia.
  • Los bebés con eccema leve o moderado pueden consumir alimentos que contengan cacahuetes y deberán ser introducidos en sus dietas alrededor de los 6 meses de edad, para reducir el riesgo de alergia.
  • Los bebés sin eccema y sin ninguna alergia alimentaria pueden introducir libremente alimentos que contengan cacahuetes, aunque se recomienda que comiencen primero con otros alimentos sólidos.

*Si sospechas que tu bebé puede tener una alergia alimentaria, antes de darle ese alimento, consúltalo con el pediatra o alergólogo.

 

4. Alimentos sólidos antes de los 4 meses de edad

Según la Sociedad Europea de Alergia e Inmunología Clínica Pediátrica y la Academia Americana de Pediatría una introducción precoz (antes de los 4 meses) de alimentos sólidos, se relaciona con un aumento de los casos de alergia alimentaria.

 

5. La lactancia materna y la alergia al cacahuete

Aunque se ha comprobado que a largo plazo la lactancia materna tiene beneficios en la respuesta inmunitaria del pequeño, no hay evidencias claras que aseguren que su consumo reduzca el riesgo de sufrir una alergia al cacahuete ni a ninguna otra alergia alimentaria.

Sin embargo, y teniendo en cuenta todos los beneficios que la lactancia materna aportan al bebé y a la madre, se recomienda su consumo por lo menos los 6 primeros meses de vida del lactante, y mantener la lactancia hasta que el bebé y la madre quieran.

 

Si quieres que te ayude con tu alimentación, me puedes encontrar en dietistamurcia.com

 

Otras lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *